Derribando Mitos: Los honorarios

 “¿Un abogado?

Nooo…no puedo pagarlo”

Si bien existen variables la idea es siempre la misma, “te sacan un riñón” me cuesta una fortuna.

Justamente por eso creo que es necesario que hablemos sobre los honorarios profesionales.

Creo que es fundamental aclarar una diferencia enorme que se da en los abogados, médicos, diseñadores, modistas, organizadoras de eventos o la profesión que más te guste.

Vamos a un ejemplo que a todos nos pasó o  tenemos un amigo al que le pasó …  necesitar un cerrajero.

Vos sabés que la cerradura de tu casa se está por romper. Cada vez que abrís o cerras la puerta, se traba la llave.

Te pregunto ¿Esperás a que se te rompa del todo un viernes a la noche cuando volvés del laburo o llamás al cerrajero un día y horario hábil?

Bueno, eso, justamente eso pasa con los abogados.

Si consultás a un abogado con un problema explotado, es posible al 99,8% que los honorarios sean más altos que si lo llamas para  prevenir un problema.

La complejidad de las cosas y la falta de tiempo que nos lleva a  estar hasta cualquier hora  para cumplir con los vencimientos hace que los honorarios suban.

Si bien es cierto que  hay casos que no pueden preverse pero el factor TIEMPO y OPORTUNIDAD son claves al momento de pactar tus honorarios con un profesional de cualquier rama, incluso con los abogados.

Los abogados no estamos esperando que te cruces en nuestro camino para volvernos ricos.

Nuestro éxito depende en gran parte del éxito de nuestros clientes en sus propios negocios.

Cobrarte cifras siderales no nos dejaría ninguna ganancia porque lo más probable es que no pagues los honorarios que te estamos proponiendo.

Estamos más interesados en asesorarte que en robarte, te lo aseguro.

Hace mucho tiempo que trato de que mis clientes entiendan la diferencia y sobretodo cambien la visión de la abogacía.

No esperes a que te explote la bomba para llamar a un abogado, empezá a aplicar lo que yo llamo “abogacía preventiva”  los beneficios van a ser muchos, para tu negocio, profesión  y bolsillo.

Es mucho mejor que des los pasos que creas necesarios en tu profesión con el asesoramiento de un profesional para evitar futuros dolores de cabeza.

Muchos abogados, entre los que me incluyo,  pactamos nuestros honorarios en base a las necesidades de nuestros clientes.

Es lógico, de nada nos sirve tener unos honorarios  altísimos si no tenemos clientes que los paguen.

Hoy es otro el paradigma y además…

¡LA CONSULTA ES GRATIS!!!  

Preguntá y sacate la duda.

próximo Publicación

Atrás Publicación

Dejar una contestacion

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2019 Abogacia preventiva

Tema de Anders Norén